Connessione al server non riuscitaCannot select database.
HOTEL PRECIOS Y RESERVAS DONDE ESTAMOS ACTIVIDADES GALLERY

Oferta para Familias 3 Dias en Toscana

Cantiere Internazionale d'Arte di Montepulciano Julio - Agosto

Los Conciertos del Palazzo Ricci Casco Historico

Bravio delle Botte Agosto - Casco Historico

Hotel en el casco historico de Montepulciano


El Hotel se halla en el centro histórico del pueblo de Montepulciano dónde podrán apreciar palacios e Iglesias construidos a principios del ‘300 y a finales del ‘500 por importantes arquitectos.
En verano es el lugar ideal para gozar de muchas iniciativas culturales , artísticas, musicales y disfrutar de la belleza de sus calles y plazas tranquilas dónde se tiene la sensación de volver al pasado, al Renacimiento cuando Montepulciano vivió su máximo esplendor.

El hotel “Il Marzocco” es el más antiguo de Montepulciano, ubicado en pleno centro, es un excepcional punto de partida desde donde visitar lugares y pueblos cercanos como Pienza, San Quirico, Cortona, Bagno Vignoni...
El hotel “Il Marzocco” se halla en el interior de la antigua muralla medieval, a pocos metros de la columna del Marzocco sobre la que está el león florentino.
Construido en el 1500, fue convertido en hotel en el 1870 y a partir del 1900 es gestionado con cariño y dulzura por la misma familia que ha mantenido hasta nuestros dias el estilo y los interiores, asegurando a los huespedes tranquilidad, estilo, atmosfera que los caracterizaron en el pasado.
El hotel parece un hogar que conserva el sabor de los tiempos pasados.
Las habitaciones se asoman sobre las salas de estar y los comedores amueblados con piezas autenticas del 1800. Algunas tienen terrazas y balcones con vista pánoramica, otras con vista sobre el centro histórico y sobre los palacios del Renacimiento.
En el pasado se hospedaron aquí pintores, escritores y personajes famosos del arte, del cine y de la política.
El hotel cuenta con parking, wi-fi, zonas dónde poderse relajar y un amplio salón dónde podrá disfrutar de nuestros desayunos de buffet con dulces típicos, pan, mermeladas y pastises salados hechos en casa.
Un aire romántico envuelve todo el palacio a partir de la fachada cubierta de yedra, las flores en las mazetas de las ventanas y antiguas cortinas de puntilla hechas a mano.